Field School Costa Rica 2023

Expedición de estudio e investigación científica en Costa Rica para 12 estudiantes de Unimore, Universidad de Modena y Reggio Emilia, Italia

12 alumnos y alumnas de Unimore salieron a una experiencia única en Costa Rica donde participarán a la “Escuela de Campo – Costa Rica 2023 ”. La Escuela, que llega a su segunda edición tras dos años de suspensión de la actividad provocada por la emergencia pandémica, involucra al doble de alumnos que se marcharon en 2020.

En concreto, los participantes implicados pertenecen a los cursos de grado de Ciencias Naturales (9 alumnos) y al máster de Educación y Comunicación Científica (1 alumno) del Departamento de Ciencias Químicas y Geológicas y al cursos de Ciencias Biológicas (1 alumno) y Maestría en Biología Experimental y Aplicada (1 alumno) del Departamento de Ciencias de la Vida.

Los estudiantes, que salieron el lunes 16 de enero, permanecerán durante más de tres semanas en Costa Rica, donde podrán descubrir algunas de las realidades naturales extremadamente variadas de Costa Rica guiados por los científicos Unimore Luca Lombroso , Matteo Dal Zotto ,  Giuseppe Romeo , Dario Sonetti y miembros de la asociación de Módena “Foreste per Sempre OdV».

La Escuela de Campo consistirá en lecciones interactivas sobre métodos de investigación  en varios campos de las ciencias naturales, con un  enfoque particular en fauna y flora, meteorología tropical y cambio climático, y aplicaciones de campo .

La iniciativa se desarrollará principalmente en la Reserva Karen Mogensen , un área protegida de unas 1000 hectáreas , administrada por la asociación conservacionista local Asepaleco, en la que recientemente se han realizado y se siguen realizando varias investigaciones, principalmente en el zoológico, botánica y clima.

Estos estudios fueron también favorecidos por la creación de la Estación de Investigación “Italia Costa Rica”, realizada también gracias a fondos recaudados por Foreste per Sempre entre Empresas de Modena y patrocinado por Unimore con el propósito expreso de estudiar la biodiversidad tropical y los efectos que pueden generar el cambio ambiental y climático en esa. Durante más de 6 años, una estación meteorológica y una cámara web  envían datos al Observatorio Geofísico Unimore , proporcionando indicaciones sobre la variabilidad meteorológica y climática de la zona.

“La Estación Biológica Meteo-Climática “Italia Costa Rica” en la Reserva Karen Mogensen  – informa el prof. Dario Sonetti , Director Científico de esta estructura desde el 2019, y el dr. Matteo Dal Zotto , promotor dentro de la Carrera de Licenciatura en Ciencias Naturales y coorganizador de la Escuela de Campo – será un lugar privilegiado para la implementación de esta iniciativa para los estudiantes de Unimore, quienes tendrán la oportunidad única de vivir en contacto total con una de las realidades más ricas de la biodiversidad tropical, ya que por lo general solo se ven obligados a aprender de los libros. Es una experiencia educativa que debería ser esencial para cualquier estudiante de Ciencias Naturales. Como ya sucedió con otros estudiantes que han trabajado en esta área para sus tesis de grado, regresarán a Italia con una formación cognitiva y profesional que sin duda contribuirá de manera rentable a su futuro laboral y de vida”.

“La Escuela de Campo – comenta Luca Lombroso del Observatorio Geofísico de DIEF Unimore – será una oportunidad para mostrar a los estudiantes, gracias a los cinco años de datos meteorologico, los fundamentos de la meteorología y climatología tropical. Según las últimas investigaciones, la «célula de Hadley», que regula la circulación en los trópicos, pero que también está conectada con el clima en las latitudes medias, se ha ampliado entre 2 y 4 grados de latitud. Si esta tendencia continúa, podría tener importantes impactos sociales, pero también cambios ecológicos en plantas, insectos o animales».

Durante la Escuela de Campo, los estudiantes también podrán visitar otras áreas protegidas de Costa Rica: desde  la Reserva Natural Absoluta de Cabo Blanco , una franja virgen de costa y bosque sobre el Océano Pacífico, hasta  el Parque Nacional Palo Verde , con humedales y desde la desembocadura de uno de los principales ríos del país, hasta  el Parque Nacional Volcán Tenorio y el Parque Nacional Miravalles , caracterizado por el sugerente bosque nuboso, que alcanza casi los 2000 metros de altitud y en el que habitan, entre otros, el jaguar y el tapir de Baird, hasta el Parque Nacional Cahuita , ubicado a lo largo de la costa caribeña y creado para proteger la principal barrera arrecifal del país.

Los participantes conocerán al personal local de parques y áreas protegidas, descubriendo otras actividades de investigación realizadas en hábitats representativos de una pequeña parte de la riqueza natural del que se considera el país con mayor densidad de biodiversidad del mundo.

«Estamos muy orgullosos –  dice la Prof.  Annalisa Ferretti , Presidenta del Consejo Interclase en Ciencias Naturales y en Ciencias de la Educación y la Comunicación- que los estudiantes han aceptado una vez más y con tanto entusiasmo nuestro reto de operar directamente sobre el terreno, incluso dentro de un área protegida que ya ha proporcionado información valiosa a la comunidad científica. La Escuela de Campo, fruto de la colaboración entre las carreras de grado del Departamento de Ciencias Químicas y Geológicas y el Departamento de Ciencias de la Vida, en sinergia con la asociación Foreste per Sempre, pondrá a nuestros alumnos en estrecho contacto con la biodiversidad tropical, la dinámica de la sistema climático actual y los efectos de su cambio. Los participantes llevarán una especie de «bitácora» de sus actividades en la página de Facebook/Instagram S4EDU de la Carrera. Algunos de ellos traducirán esta experiencia en proyectos de tesis,

“Es una oportunidad de extraordinario interés para nuestros estudiantes, una realidad que surge de la iniciativa y experiencia de la Universidad – dice la Prof.  Annamaria Mercuri  , Presidenta del Curso de Maestría en Biología Experimental y Aplicada- y que confirma la gran sensibilidad y competencia de los profesores en cuanto a la biodiversidad de la flora y la fauna. En estos tiempos de rápidas transformaciones de los ecosistemas y la necesidad de mitigar el impacto antrópico sobre el medio ambiente, la Escuela de Campo, que surge de la cooperación entre los departamentos que abordan estos temas en sus carreras, Ciencias Químicas y Geológicas y Ciencias de la Vida, lidera los estudiantes se encuentren con un ejemplo excepcional de diversidad de especies, relaciones en un ambiente tropical y la estrecha relación entre la dinámica de los ecosistemas y la respuesta al cambio climático en curso».  

 “ La Escuela de Campo de Costa Rica representará una oportunidad extraordinaria para los estudiantes de Ciencias Biológicas – dice el prof. Vincenzo Zappavigna Presidente de la Carrera de Ciencias Biológicas – para obtener experiencia de primera mano, en el campo, en los sectores de biología ambiental y conservación de la biodiversidad. Una oportunidad de crecimiento no solo profesional, sino también personal. De hecho, según los testimonios de quienes han participado en los últimos años, se trata de una experiencia única que dejará una huella duradera en su vida personal y profesional, sea cual sea el campo de la biología en el que se desenvuelvan los estudiantes en su futura carrera.”

La Escuela de Campo en Costa Rica será reconocida como parte de la pasantía universitaria, en base a convenio activo entre la asociación Foreste per Semper y Unimore.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.